Fondos FEDER - NILSA

NILSA

fondos FEDER

UNIÓN EUROPEA / UNA MANERA DE HACER EUROPA

FONDO EUROPEO DE DESARROLLO REGIONAL (FEDER)

NILSA está dotando a las depuradoras con paneles solares para potenciar la energía fotovoltaica, reducir las emisiones de dióxido de carbono y ahorrar en energía eléctrica. No en todas las instalaciones será posible llevar a cabo esta práctica, ya que en algunas lo desaconseja la climatología, pero el objetivo es extender al máximo esta buena práctica en la lucha contra el cambio climático y por la sostenibilidad.
 
Los buenos resultados obtenidos en 2019 en la planta-piloto, ubicada en la depuradora de Beire-Pitillas, avalan la extensión del proyecto a otras instalaciones con una cofinanciación de fondos FEDER del 50%.
 
Las depuradoras de Tafalla-Olite, Tudela y Bajo Ebro –da servicio a Ablitas, Fustiñana, Cabanillas, Ribaforada y Buñuel– cuentan ya con nuevas instalaciones de placas solares, cuya producción va destinada a autoconsumo de energía eléctrica en las propias instalaciones. NILSA ha proyectado extender este sistema a otras instalaciones en una segunda fase que tendrá lugar hasta el inicio de 2021.
 
Próximamente las plantas elegidas serán Bajo Ega –da servicio a Cárcar, Andosilla y San Adrián–, Bajo Arga –sirve a Funes, Falces, Peralta, Marcilla y Caparroso–, Cursos Medios del Irati –comprende Aoiz y Ekai de Lónguida, con próxima conexión de Aós– y Valtierra-Arguedas, además de una posible ampliación en Tudela, una vez se lleven a cabo modificaciones técnicas. Además, se acaban de iniciar las tramitaciones de los proyectos para las depuradoras de Cintruénigo, Milagro y Lodosa-Sartaguda, que se acometerán a partir de enero del próximo año.
 
En el caso de Tudela, la potencia pico es 102,51 kWp, la superficie de placas abarca 600 metros cuadrados (306 módulos de paneles de casi dos metros cuadrados por módulo) y el presupuesto asciende a 102.820,46 euros. En los casos de Tafalla-Olite y Bajo Ebro, el convenio de colaboración establece inversiones de 99.820,46 euros y 44.921,62 euros y potencias pico de 103,50 kWp y 75,18 kWp, respectivamente. La menor cuantía en inversión y potencia en Bajo Ebro se debe a que la superficie cubierta con paneles es algo menor, ya que únicamente se instalan en los tejados de los edificios y del aparcamiento, por tratarse de una zona inundable. En el resto, los paneles se instalan con carácter general en el suelo. Si bien la energía que produzcan estos paneles no autoabastece completamente la requerida por las instalaciones, sí alcanzará un porcentaje del consumo anual de cada depuradora: el 7,5 % en Tudela, el 13,7 % en Tafalla-Olite y el 11,9% en Bajo Ebro. 

Todos estos proyectos, con excepción de la planta piloto en la depuradora de Beire-Pitillas, serán cofinanciados al 50% por el fondo FEDER (Fondo Europeo de Desarrollo Regional) de la Unión Europea. NILSA ha gestionado en sus 31 años de andadura más de 36 millones de euros en fondos europeos, siendo los FEDER los principales.

Programación

Gestión

Evaluación

Comunicación