2011, Notas de prensa - NILSA

NILSA

Notas de prensa

2011

02 de Diciembre de 2011

El Gobierno de Navarra financia el equipamiento de la planta de transferencia de la zona Norte

contenedoresresiduos.jpg

A través del Consorcio de Residuos de Navarra

El departamento de Administración Local del Gobierno de Navarra ha destinado 488.494 euros para la financiación íntegra de los equipos necesarios para la planta de transferencia de residuos de la zona Norte de Navarra, que estará ubicada en el término municipal de Doneztebe/Santesteban y dará servicio a las mancomunidades de Bortziriak, Malerreka y el Ayuntamiento de Baztan -21.943 habitantes, 7.593 toneladas de residuos anuales-. La partida presupuestaria, con cargo a la línea de financiación "Consorcio de tratamiento de residuos o entidades consorciadas: implantación y establecimieto", incluye la compra de dos tolvas, dos compactadores de basura -con sus bombas y motores-, dos carros de transporte de contenedores, cuatro contenedores, una báscula de pesaje y un semi-remolque. La compra de los equipos es anterior a la construcción de la planta de transferencia -el inicio de las obras está previsto para enero de 2012- porque el concurso para los equipamientos se hizo de forma conjunta para las tres plantas de transferencia de residuos de Navarra, dos de las cuales están ya construidas y operativas desde hace dos años. Se trata de las instalaciones de la zona Media y de la zona del Pirineo, cuya equipación es idéntica a la que tendrá la zona Norte de forma que las máquinas puedan ser intercambiables en caso de avería o de urgencia.

03 de Junio de 2011

NILSA presenta su Memoria 2010 con tres vídeos divulgativos

NILSA ha presentado a través de un boletín electrónico la memoria del ejercicio pasado, en la que da cuenta del destino del impuesto que gestiona: el canon de saneamiento. También introduce como novedad tres vídeos didácticos: uno corporativo, otro educativo y un tercero explicativo sobre el drenaje urbano sostenible. Esta última área es el nuevo ámbito en el que NILSA trabaja y consiste en construir instalaciones que favorezcan que la lluvia se filtre allí donde cae, sin ser canalizada artificialmente. Con ello se evitan riadas, escorrentías, la desertificación de los acuíferos, la erosión de los suelos y los cambios en los hábitats naturales. Dada la importancia de este asunto, el pasado octubre NILSA, junto con la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona y la Asociación Síndrome de Down, organizó el primer congreso sobre drenaje urbano sostenible, al que acudieron seis expertos internacionales y cuyas intervenciones están recogidas en la memoria digital que la empresa pública, adscrita al Departamento de Administración Local del Gobierno de Navarra, tiene disponible en su página web www.nilsa.com Durante la jornada, los ponentes abordaron la situación actual de las ciudades, en las que habitualmente se canalizado el agua de lluvia a la red municipal, lo que supone tratar en las depuradoras un caudal que no está contaminado. Si el agua se filtrara directamente al terreno, a través de firmes permeables y porosos –muy poco utilizados en la construcción habitual– o de zonas verdes, no haría falta canalizarla y, por tanto, se ahorrarían costes en depuración. Además, los suelos se verían favorecidos al recibir el mismo caudal de agua que si no estuvieran urbanizados y esto permitiría conservar el hábitat natural, sin degradarlo. Por segundo año, NILSA ha presentado la memoria en formato digital como parte de su compromiso con el medio ambiente a favor de la reducción del consumo de papel y con el objetivo de potenciar el uso de las tecnologías de la información. La introducción de material audiovisual –grabado, editado y producido internamente– supone un paso más en la apuesta por las nuevas tecnologías para dar a conocer su labor pública, que incluye la educación medioambiental y la concienciación social, además de la depuración del agua residual. En este sentido, el vídeo educativo recoge un taller real llevado a cabo en el colegio público de Murchante e inscrito en la oferta educativa que todos los años NILSA brinda a instituciones, asociaciones, particulares, centros educativos… Las actividades, en castellano y euskera, son totalmente gratuitas y están también adaptadas a colectivos con discapacidades. La oferta formativa, así como la inscripción, tienen su propio apartado dentro de la web corporativa como parte del proyecto de digitalización que la empresa comenzó hace dos años para resultar accesible a todos los públicos. En la memoria de este año se recogen consejos útiles para los más jóvenes y algunas indicaciones para que todos los ciudadanos puedan participar en la depuración del agua residual con actuaciones concretas, además de con su contribución económica a través del canon de saneamiento. En 2010, este impuesto, cursado a través del recibo del agua, recaudó 27,16 millones de euros, de los que el 48% se dedicó a la explotación de las instalaciones de depuración. De la parte restante, el 18% fue para dotaciones del fondo de reposición –destinado a actuaciones extraordinarias en las depuradoras ya construidas–, el 16% para estructuras operativas de NILSA y entidades locales, el 8% a la cofinanciación de obras, el 5% a equilibrar los resultados financieros, el 3% al canon de control de vertido y el 2% a control de vertidos industriales. La totalidad de las cuentas de la empresa, así como el informe sobre la gestión del Plan Director de Saneamiento de los Ríos en Navarra durante el ejercicio pasado, vienen también recogidas en la memoria, con sus correspondientes informes elaborados por el equipo de auditoría. Además, NILSA ha creado una dirección específica para albergar el histórico de memorias digitales (http://memorias.nilsa.com), en la que se pueden consultar todas las ediciones anteriores, incluidas las elaboradas en papel, desde 2005. El objetivo es poner a disposición pública a través de internet toda la información de la entidad, así como su oferta educativa permanente y sus actuaciones por ejercicios. En cuanto al diseño, la memoria de 2010 ha abogado por mantener las ilustraciones identificativas de años anteriores –también elaboradas internamente– y por dar mayor relevancia al producto audiovisual que al texto, para hacer más comprensible la terminología técnica y acercar un mundo de carácter industrial y de ingeniería a todos los públicos, independientemente de su nivel de formación y conocimiento previos. La filosofía que subyace defiende que el buen estado ecológico de los ríos es una cuestión social que debe estar abierta a todos y que no puede quedar recluida en los límites del conocimiento puramente tecnológico.

22 de Marzo de 2011

Navarra trató un 5,33% menos de agua residual en 2010 gracias a mejoras en las depuradoras

Las depuradoras de Navarra trataron el año pasado menos volumen de agua sucia que en 2009, en concreto un 5,33%. De 82,13 hectómetros cúbicos depurados hace dos años pasaron a 77,75 hectómetros cúbicos el año pasado. Esto se debe principalmente a una mejora en las instalaciones para que no recojan agua de lluvia (principalmente en Bera y Alsasua), combinada con una menor pluviometría y una ligera reducción en el consumo de agua de la población, tendencia positiva en un marco en el que los ríos, a su paso por la Comunidad foral, presentan un buen estado ecológico general. Así lo ha ratificado hoy el Consejo de Administración de NILSA, presidido por Amelia Salanueva Murguialday, consejera del Departamento de Administración Local del Gobierno de Navarra, al que la empresa pública pertenece. El tratamiento del agua residual supuso a los navarros 27,16 millones de euros, en concepto de canon de saneamiento, que se cobra a través del recibo del agua y que se dedica íntegramente a la financiación del Plan Director de Saneamiento. En 2010, el 48% de lo recaudado se destinó a la operación de las instalaciones, el 18% a dotar el fondo de reposición –para actuaciones extraordinarias en las plantas en funcionamiento–, el 16% para las estructuras operativas tanto de NILSA como de las entidades locales, el 8% a la cofinanciación de obras, el 5% a equilibrar los resultados financieros, el 3% al canon de control de vertido y el 2% restante para el control de vertidos industriales. La explotación de las instalaciones tiene un coste medio de 15,49 euros por habitante censado. El gasto directo en 2010 fue de 9,87 millones de euros, con una reducción de casi el 3% respecto al año anterior. No obstante la operación y mantenimiento de las plantas es el mayor gasto al que el Plan Director de Saneamiento debe hacer frente, ya que en el ámbito de las obras las inversiones han disminuido considerablemente. Así, en 2010, las obras en régimen de cooperación con las entidades locales supusieron una inversión de 4,06 millones de euros y las de gestión directa por parte de las entidades locales algo más de medio millón de euros. En este apartado se incluye la construcción de colectores a depuradoras ya existentes desde núcleos que antes no estaba conectados, como ha sido el caso de Oteiza, Aberin, Muniain, Morentin, a la depuradora de Estella; Alli, a la depuradora de Lekunberri, y los barrios de Baikolar y Zuntaipe en Alsasua. En 2010 también se culminaron las obras de Gorriti y se iniciaron las de Arraioz, Sunbilla y Valle de Lónguida (remodelación y ampliación de la depuradora para Aoiz, Aós y Ecay). En cuanto a las obras de gestión directa, están en ejecución Ayegui, Olleta y Gallipienzo. Buñuel, Dantxarinea, Redín y Ulibarri están todavía en tramitación administrativa. Por su parte, las obras de cooperación obligaron a la ocupación de 141 fincas particulares con cuyos propietarios se alcanzaron acuerdos amistosos en un 91% de los casos. En este capítulo, cabe destacar que las aportaciones de los Planes de Infraestructuras locales del Gobierno de Navarra ascendieron a 2,74 millones de euros. Por otra parte, hay que subrayar que el tratamiento del agua residual ha supuesto que se produjeran 10.589 toneladas de biosólidos (materia seca), que se han reutilizado como enmienda orgánica o fertilizante en la agricultura. Desde 2006 los lodos generados en las instalaciones son tratados para higienizarlos a través de una digestión anaerobia mesófila (sin oxígeno y a altas temperaturas), en línea con las directivas comunitarias que actualmente están en tramitación. La depuración en Navarra asegura, en resumen, que los cauces fluviales reciban al día 213 millones de litros libres de contaminación orgánica, con calidad suficiente para garantizar la vida piscícola y la conservación de los ecosistemas. Las depuradoras han eliminado de media en 2010 un 96,4% de la contaminación afluente y tratan una contaminación asimilable a 1,38 millones de habitantes, lo que supone más del doble de la población censada. Esto se debe a que las instalaciones también reciben agua sucia de otros orígenes –principalmente industrial– garantizando su resultado final y una calidad acorde con la normativa española y europea.